Colposcopía

colposcopia

Se practica en conjunto con el Papanicolaou Cérvico-uterino, siendo estudios complementarios, pues con el pap se buscan intencionadamente células relacionadas a cáncer cérvico-uterino, principal causa de muerte oncológica en México.

Es la revisión directa de vulva, vagina y cuello uterino, donde se estudia forma, volumen del cérvix, estado de la mucosa, las paredes vaginales, la presencia y características de la secreción vaginal, lesiones en el cuello uterino, presencia de condilomas y/o lesiones sospechosas.

Estos estudios son de gran utilidad para la detección temprana de cáncer y lesiones precursoras de esta enfermedad, de forma así, puede iniciarse en forma temprana y oportuna el tratamiento necesario.

Para esto se utiliza el colposcopio que es Un microscopio de baja potencia, con luz integrada, lentes de aumento variable y filtros ópticos de color verde y azul, para aumentar el contraste óptico.

Este procedimiento permite realizar con mayor exactitud y seguridad la toma de biopsias ante la presencia de lesiones sospechosas en el cuello uterino.

La colposcopía no provoca dolor ni sangrado, se realiza en pocos minutos, es seguro y su efectividad para detectar en forma temprana el cáncer cérvico-uterino, sobrepasa con mucho la posible molestia.

¿Cómo se realiza el examen?

Estando la paciente acostada sobre la espalda en posición ginecológica, se le introduce un espejo vaginal, (para mantener abierta la vagina y poder examinar el cuello uterino), se toman fotografías para registrar gráficamente las condiciones del cérvix, la primera foto sirve de referencia, a continuación se toma la muestra para examen de Papanicolaou y después se le aplica al cuello uterino una solución diluida de ácido acético para resaltar las áreas anormales, utilizando filtros ópticos integrados en el colposcopio (verde y azul) con el fin de aumentar el contraste y poder identificar los posibles cambios en la mucosa (fotos para registro).

La tinción con yodo-lugol concentrado sirve para evaluar la captación de glucógeno del cérvix (otra foto), sirve para localizar zonas atípicas y de baja captación al glucógeno.

Se retira cuidadosamente el espejo vaginal, se examina la región vulvar, fotografiando las lesiones existentes si las hubiera.

Al terminar el estudio, la paciente puede realizar todas sus actividades habituales, sin ser necesario guardar reposo posterior.

¿Quién debe realizarse este estudio?

1) Toda mujer que haya iniciado relaciones sexuales.

2) Pacientes con resultado de Papanicolaou anormal (presencia de displasia o NIC).

3) Control de pacientes con antecedentes de infección por virus de papiloma humano o cáncer.

4) Pacientes con sangrado transvaginal anormal.

5) Pacientes con flujo vaginal rebelde a tratamiento.

6) Presencia de lesiones externas (verrugas, condilomas, úlceras, escoriaciones).

7) Como estudio previo a la realización de operaciones del útero.

8) Pareja sexual con sospecha o diagnóstico confirmado de infección por VPH.

Indicaciones:

1) No requiere ninguna preparación especial.

2) Es recomendable vaciar la vejiga previamente al examen.

3) No realizar duchas vaginales, ni tener relaciones sexuales durante las 24 horas anteriores al examen.

4) No estar menstruando (para toma de la muestra de papanicolaou).

#

Contacto

5684-0021

Tlalpan 2582, Col. Emiliano Zapata México, D.F

contacto@laboratorioxotepingo.com